Puedes pensar que los colores típicos escoceses son demasiado llamativos para tu gusto. Creo que te equivocas, los colores son tan infinitos como las propias combinaciones que se pueden hacer con la rueda de colores.

Como ejemplo, mira la imagen de este baño, los tonos neutros en gris y marrón, no es nada llamativo. Además tiene una combinación curiosa, a pesar de ser tremendamente clásico, parece de lo más actual.

Esa es la cualidad que tienen los cuadros escoceses, no pasan de moda.

 

También te puede interesar:  Vintage