Normas de feng shui para el baño

El baño es uno de esos lugares de la casa en los que más tenemos que cuidar el feng shui, porque es un espacio de purificación. Además cuenta con un gran handicap porque existe la creencia de que es un lugar que drena las energías de la casa. Aunque es un lugar de purificación, también lo es de bienestar, ya que los cuidados que nos damos ayudan a mejorar nuestra energía.

Para que surta aún más efecto, tenemos que tener en cuenta los dictados del feng shui, de manera que estas energías se aprovechen lo más posible. Lo mejor es que la puerta del baño no esté visible desde la sala de estar ni la cocina, ya que este aura se perdería. Lo que sí es necesario es que el baño tenga una ventana al exterior.

En cuanto a la disposición del interior de esta habitación, la bañera nunca debería estar cercana a una ventana grande y las puertas deben cerrar perfectamente. No hay que olvidar que es una habitación que debe brindar intimidad. Por ello, el lavabo y la bañera deben estar separados por mamparas o cortinas.

También es importante la decoración interior: nada de tender ni de dejar la ropa sucia por ahí tirada. Tampoco deberíamos alojar allí los productos de limpieza, o al menos, tenerlos guardados de manera que no se vean. El baño debe estar siempre recogido y bien decorado, con las cosas imprescindibles para nuestro aseo personal de manera que se perciba armonía y equilibrio.

Por último, si recibe una fuente de luz exterior, como te hemos indicado anteriormente, pon algunas plantas. Darán un toque elegante y ayudarán a crear un ambiente excelente para tus momentos de relax.

También te puede interesar:  Decoración de habitaciones con estampados