Uno de los colores que más se ve esta temporada en la decoración de interiores es el mandarina. Los colores cítricos están de moda y este es uno de los tonos que se están utilizando para habitaciones tan dispares como el salón o incluso la cocina.

Sin embargo, donde más se ve y llama la atención es en el baño. Y es que este color está siendo el protagonista de gran parte de la decoración que veremos en 2012. Si te animas con los tonos intensos y originales, sin duda este es una de las mejores propuestas.

Las paredes, las cortinas y otros detalles pueden hacer que la habitación se llene de colorido por completo. Además, al ser un color cálido, da un ambiente de distinción al baño, que suele decorarse siempre con colores fríos como los azules o los verdes, o neutros como el blanco. En este caso, como puedes ver en la foto principal, la habitación tiene un color muy acogedor. ¿No te parece una buena opción?

También puedes optar por otro tipo de decoración, y es que no es necesario pintar las paredes de color mandarina para ese efecto. Puedes escoger dar este tono con pequeños detalles. De esta manera podemos llevar este color a cualquier habitación. Por ejemplo, en el baño puede tener las paredes blancas pero puedes poner las toallas, algunas velas o adornos en color mandarina tango y disfrutar de unas tonalidades realmente bonitas. Puedes verlo en esta otra foto.

Aunque son dos formas distintas de utilizar el mismo color, lo cierto es que quedan muy originales. Ya sabes, el mandarina es uno de los que se llevan esta temporada. ¿Te atreves con él?

También te puede interesar:  Qué poner junto a tu piscina