A veces, nos agobiamos pensando que una de las habitaciones de nuestra casa no nos gusta y demás, pero lo cierto es que todo se puede cambiar, por imposible que parezca. Y para muestra, te traigo el antes y el después de un baño. Y sinceramente, te va a parecer increíble.

Y es que cambiar la ducha por la bañera, cambiar las baldosas y darle un toque moderno (por ejemplo, con un color original en la bañera) es una forma estupenda de darle un aire nuevo al baño. Vamos, que no parece el mismo. Y si no, mira las fotos del después…

Vía| Design Sponge

También te puede interesar:  Estampado salvaje en tu casa: animal print