Una de los lugares más básicos e importantes de la casa es el baño. En la mayoría de las casas, siempre es un poco escaso de espacio o si se dispone de mucho, es tan grande que no sabes cómo llenarlo. Todo esto hace que el baño se convierte en el lugar donde va todo lo que no se necesita.

Hay muchos diseños dependiendo de cómo sea esta estancia.

Rectangular y delgado. Una buena combinación es utilizar ducha y tina en un mismo espacio, un lavabo amplio y  con mueble. Al tener poco espacio, los muebles colocados debajo del lavabo, permite colocar toallas y accesorios. El retrete se ha de ubicar frente al espejo para conseguir mayor claridad. Una bonita combinación de colores, serían azulejos blancos y mobiliario en madera caoba.

Rectangular. Una opción es un lavabo doble con tonalidades plomo y rosa, una combinación que inspira relax y auténtico diseño. Debe tener mucha amplitud entre los elementos. Los armarios de debajo del lavabo suspendidos en el suelo dan mayor sensación de amplitud.

Cuadrado. Un diseño muy natural, serían los colores que inspiran a la naturaleza. El azul celeste representa al agua de las piscinas y puede ocupar los espacios máximos (tina, lavabo, retrete), si lo combinamos con el blanco, tendrá un ambiente estupendo de luminosidad, pues la luz reflejaría sobre el celeste de las paredes.

Gran amplitud. Si el espacio es demasiado amplio, aprovéchalo y conviértelo en una forma estilo spa. Mármol negro,  paredes, estantes, encimeras y suelo en madera. Tina, lavabo y retrete en blanco. Las paredes a revestir con mármol, preferentemente, han de ser las de la parte del retrete y la ducha, justo enfrente del muro de vidrio que sirve de separador.

También te puede interesar:  Colección de Zara Home para tu cuarto de baño

Fuente: espacio hogar