Beneficios de usar venecitas en las paredes

Si estas buscando tener una gran versatilidad en la decoración de tus paredes un excelente alternativa son las venecitas. Se trata de pequeños mosaicos decorativos, pueden usarse sin ningún problema en ambientes húmedos como las cocinas, baños, lavaderos. Además de venir en una amplia gama de colores tienen una alta resistencia al impacto del agua, los cambios de temperatura y es difícil que se perjudiquen con algún producto químico. Conoce los beneficios de usar venecitas en las paredes de tu hogar.

Gracias a la gran variedad de tonos podrás crear infinitos diseños, formando dibujos combinando colores. Usar las venecitas para decorar aportará personalidad y diseño. Pueden usarse como un revestimiento uniforme o combinarse con otros materiales, murales o guardas. Para darle un aspecto diferente a tus ambientes podrás seguir cubriendo con piso, las bañeras o los vanitores.

Venecitas en las paredes
Fuente: Agustina P

Por su pequeña superficie es una excelente alternativa para cubrir superficies curvas.

En el baño podrás combinar las venecitas en las pareces y zona de ducha con el cemento alisado y los mosaicos en los pisos.

Este material se volvió conocido en la década de los 60 y la moda continua hasta la actualidad. Se fabrican con materias primas de origen natural que se funden a temperaturas superiores a los 1400 grados. Se genera un producto vítreo muy duro y resistente. El proceso es único y diferente a otra técnica de reciclado de vidrio.

Para su colocación lo mejor es usar cemente puro y usar alguna junta blanca o de color que será visible.

Este tipo de revestimiento tiene la ventaja de poderse usar tanto en el exterior como en el interior de los ambientes, además se pueden adherir a todo tipo de superficie, como el cemento, vidrio, metal, madera y plástico.

También te puede interesar:  Presentamos la tienda de Opendeco

Las venecitas pueden ser usada no solamente en las paredes. Si lo deseas podrás decorar con ellas alguna bandeja o banco del mismo tono, una manera de darle continuidad a la decoración.