El mundo de la iluminación ha evolucionado mucho desde hace ya algunos años, y cada vez es más fácil encontrar lámparas que son auténticas obras de arte. No hay duda de que una de las funciones más importantes de una lámpara es que dé luz. Pero además, una lámpara puede convertirse también en un objeto decorativo. Sobre todo, cuando se trata de lámparas de diseño, que tienen un estilo totalmente diferente.

El diseño en las lámparas es algo fundamental, aunque también es cierto que hay que ser valiente y algo atrevido para lanzarse con cosas como estas. Se trata de los diseños de Blackbody, que se han podido ver en Maison and Object 2012, en París. Se trata de una de las muestras más interesantes a nivel europeo, en la que se pueden ver cosas como esta, que están a la cabeza en el mundo de las últimas tendencias en diseño.

Este modelo me ha gustado mucho. Por un lado, las formas recuerdan a libros abiertos, con lo que parecen abanicos iluminados. La lámpara cuelga un buen trozo desde el techo y lo cierto es que puede ser un elemento decorativo espectacular en una estancia con mucho espacio.

De la misma manera, este otro modelo es impresionante, pero hace falta espacio para que se luzca bien. ¿Qué te parece?

 

Cualquiera de los dos modelos tienen un aire muy original y un toque vanguardista que hace que más que lámparas, se conviertan en objetos decorativos, casi casi en esculturas colgantes. Esa es una de las cosas que me gusta de las lámparas de diseño, que rompen esa frontera y van un paso m´s allá.

También te puede interesar:  Be Light, una lámpara muy ligera

Por aquí van unas cuantas imágenes más de estas lámparas, en las que se aprecia menos cómo quedan iluminadas, pero que dejan ver mejor cómo son.

¿Con cuál de las dos te quedas?

Fotos de 1 design per day