Hay que reconocer que son muchas las ideas originales que se pueden poner en práctica a la hora de crear un estilo diferente en nuestra casa, pero sin duda, hacer cosas uno mismo es la mejor manera de componer detalles totalmente originales. Y es que por mucho que te inspires en las ideas de otros, siempre queda tu toque personal.

Ese toque de exclusividad que acompaña a los detalles DIY, es decir, hechos por uno mismo, son parte de la clave del éxito de esta tendencia en la decoración de interiores, aunque no hay que olvidar que también tiene mucho que ver el hecho de que es una manera muy económica de poner detalles personales en la decoración de casa, además de que se trata de una manera de poner en marcha el lado más creativo y original de cada uno.

En este caso, vamos a hablar de la idea de convertir una bola del mundo en una lámpara. Y es que las bolas del mundo son ese tipo de detalles que todos tenemos por casa y que casi nunca utilizamos para nada, desde que dejamos atrás nuestros años en el colegio. Así que en lugar de tenerla abandonada en el trastero de casa, ¿te has planteado la posibilidad de darle un nuevo uso?

La idea sería cortar la parte de abajo de la bola, para que se quede abierta, como puedes ver en la imagen superior. Lo cierto es que la idea es muy original y puede quedar muy bien para colocar en una oficina, junto a una mesa de estudio… Se trata de un detalle muy original, que puede ser todo un acierto a la hora de poner un toque diferente a un rincón de tu casa. ¿Qué te parece la idea?

También te puede interesar:  DIY: ramas y flores de papel

Foto de Apartment Therapy