Alegra un poco tu casa con un bote de sal de colores. Cuando decoramos nuestra casa pensamos en todos los detalles del salón, del dormitorio, incluso de la cocina, pero muchas veces dejamos de lado una de las habitaciones más importantes de la casa: el baño.

Hoy vamos a aprender cómo darle un poco de color a la estantería de nuestro baño con estos botecitos. Es un detalle muy económico y con cosas que podemos tener por casa. Además si tenemos a los más pequeños sin nada que hacer, nos pueden echar una mano, ¡se lo pasarán de miedo!

Para poder hacer un bote lleno de sal de colores necesitamos:

  • Un botecito de cristal. Puede ser también de plástico, pero quedará mucho mejor si es de vidrio y no se pondrá feo con el paso del tiempo.

http://media-cache-ec0.pinimg.com/736x/ef/54/2f/ef542f868610d8873cf7fe7e8b281dfc.jpg

  • Un poco de sal, de la que usamos para cocinar sirve. No tiene por qué ser gruesa o demasiado fina, un término medio estaría bien.

http://media-cache-ec0.pinimg.com/736x/11/3e/09/113e0971644b07d36ebe87bd1bdd382f.jpg

  • Tizas de colores.

http://media-cache-ec0.pinimg.com/736x/73/d2/67/73d267bc93ec5d434b22473afa287255.jpg

Un papel de periódico viejo, o algo del estilo que podamos ensuciar y muchas ganas de hacer esta monada.

Sobre el papel de periódico ponemos un montoncito de sal (no mucha, solo lo que consideremos que queremos ocupar con la primera base de color dentro del tarro). Una vez lo tengamos empezaremos a frotar la tiza sobre la sal. Veremos como poco a poco el color de la tiza va tiñendo nuestro montoncito.

http://media-cache-ak0.pinimg.com/736x/4f/8e/e9/4f8ee954d4885429f8e814855f385ffb.jpg

Una vez esté toda la sal bien cubierta, cogeremos con cuidado el papel y lo echaremos dentro del botecito de cristal a modo de embudo, tal como muestra la imagen.

También te puede interesar:  Roca presenta baños para casa pequeñas diseñados por Carlos Ferrater

http://media-cache-ak0.pinimg.com/736x/28/86/ca/2886ca3dc3dd765725aa77930134756a.jpg

Volvemos a poner un montoncito de sal y a teñirla, esta vez con otro color, y llevamos el mismo procedimiento con diferentes colores hasta que llenemos nuestro tarro. Una vez lleno, si no queremos que se muevan las montañas de colores de cómo las tenemos, podemos meter un poco de algodón sobre toda la sal de colores haciendo presión y ponemos la tapadera.

http://media-cache-ec0.pinimg.com/736x/0b/93/e1/0b93e1e9787acf999e066c0cddb631b4.jpg

¡Y listo! Solo tenemos que encontrar el rinconcito de nuestro baño donde poner nuestro bote de sal de colores.

Fuente: Pinterest.