Bunny Chair, orejas en el sillón

No, no me he equivocado. Sé que lo sofás no tienen orejas, sino orejeras, pero es que al ver esta idea tan original y divertida, no me he podido resistir al juego de palabras. Y es que no me digas que este sillón no te parece de lo más gracioso.

Si te digo que está inspirado en un animal, así a simple vista, ¿a qué animal te recuerda? Por si tienes dudas, aquí va una pista: el nombre del sofá es Bunny Chair.

Vale, salimos de dudas: se inspira en un conejo. ¿Verdad que ahora entiendes a la perfección lo de las “orejas”?

Este sofá, de diseño muy actual y vanguardista, revisa totalmente el concepto del sillón como lo conocemos y su estructura más clásica, conviertiéndolo en un mueble totalmente original y vanguardista. Lo mejor de todo es que combina a la perfección diseño  y modernidad, puesto que no hay más que verlo para que te entren unas ganas enormes de sentarte en él, ¿verdad?

Esta idea es de Iskos-Berlin un diseño realizado para la casa Norman Copenhagen, y es perfecto para una casa en la que la originalidad y el diseño sean los protagonistas. Otra cosa que me encanta es que está disponible en colores muy alegres y animados, además del clásico gris. El rojo es muy bonito, y el berenjena es totalmente original y perfecto para decorar un salón muy rompedor.

 

De frente, es realmente original, pero si lo miras de lado, es también un sillón totalmente diferente, no te lo pierdas. Por eso, es ideal para colocarlo en un espacio en el que se pueda apreciar el diseño del sillón en todas sus dimensiones. Y es que este es uno de esos muebles que no necesitan muchas más cosas alrededor para tener personalidad, y que decoran en sí mismos.

También te puede interesar:  Sillones de Eileen Gray

Por cierto, el precio del sillón es de nada más y nada menos que 3000 euros.

Vía| Norman

Fotos de Bunny Chair