Una cabecera siempre es un buen elemento para personalizar la cama y la decoración de toda la habitación, para lo cual existen cientos de opciones e ideas, habiéndote preparado para hoy una sencilla idea para realizar una cabecera con portarretratos para tu cama.

Además de resultar muy fácil de llevar a cabo, una cabecera con portarretratos te permitirá darle un toque muy innovador a tu habitación, ya que podrás complementarlos desde con fotografías de tus amigos o seres queridos, hasta con laminas de la más diversa índole, que pueden ser desde tus famosos preferidos, hasta reproducciones de las piezas de arte que más te apasionen. 

Cabecera de marcos para la cama

Para empezar, lo primero que necesitas son varios portarretratos, de diferentes tamaños y estilos, pero en una cantidad suficiente que te permita realizar una cabecera tan alta como el ancho de tu cama.

Luego de escoger tus marcos, puedes pintarlos a todos del mismo color para darle uniformidad al conjunto, el cual a su vez debe estar a tono con el resto de la decoración, para finalmente llenarlos con las fotografías o imágenes que prefieras.

Una vez que tengas todos tus portarretratos listos debes comenzar a colocarlos sobre la pared que da hacia la cabecera de tu cama.

Cabecera de marcos para la cama

Para ello debes calcular muy bien de que la cabecera que formes quede ordenada, coincidiendo perfectamente el ancho de la misma con el de la cama. Para esto puedes comenzar colocando un portarretrato en cada una de las puntas de la pared que da sobre la cama, y a partir de ellos seguir ordenando el resto de los marcos hasta lograr completar todo el conjunto.

También te puede interesar:  Catálogo Ikea, Oppdall cama con cajones

Otra idea que puede resultarte de utilidad a la hora de darle armonía a todo el conjunto conformado por la cabecera de portarretratos y la cama, es pintar el marco de los primeros del mismo tono de la segunda, para así obtener un conjunto muy bien integrado.