Cabecero, ¡de cuadros!

Cuando pensamos en ideas originales y diferentes para decorar la habitación, seguro que una de las cosas en las que piensas es en cambiar el color de las paredes, darle algún detalle original y diferente a los muebles (por cierto, en Ikea he visto cómodas y otros muebles decorados con vinilos, una idea que es de lo más original y que puede quedar realmente bien, por muy poco dinero).

Pero… ¿qué te aprece la idea de darle un toque original y diferente al cabecero de tu cama? El cabecero, aunque no es siempre el más protagonista de nuestra habitación, no debería pasar tan desapercibido… Y es que se trata de uno de los puntos que más destaca en el dormitorio.

Por eso, me ha parecido estupenda esta idea para darle un aire totalmente novedoso al cabecero de tu cama. Se trata de crearlo a base de cuadros de diferentes tamaños, colocados en la parte superior de la cama. ¡Me encanta la idea!

Una de las cosas que más me gusta de este original cabecero es que lo puedes personalizar todo lo que quieras, ya que en los cuadros puedes poner fotos que te gustan, láminas de colores alegres, en blanco y negro… las opciones son muchas, y puedes decidirte por una u otra dependiendo del color de la habitación, del estilo que más te guste…

Además, otra de las ventajas (y que hay que tener muy en cuenta, sobre todo en los tiempos que corren) de este cabecero es que es de lo más económico, puesto que solo necesitas marcos (puedes encontrar algunos perfectos para esto en Ikea) y fotos o láminas. Otra de las ventajas de este cabecero es que puedes ir haciéndolo poco a poco, añadiendo las fotos que más te gusten, ampliando conforme vayas encontrando más ideas…

También te puede interesar:  Dormitorio juvenil surfero

Foto de Apartment Therapy