Habéis leído bien. Para hacer un cabecero de cojines solo invertirás una tarde (y muchos cojines). Te damos varias ideas. Adáptalas al tamaño de tu cama y… ¡listo!

Si quieres dar una vuelta a la decoración de tu cuarto sin gastarte mucho dinero y sin invertir demasiado tiempo, ésta es la idea perfecta. Poner un cabecero de cojines dará un giro a la decoración y dejará boquiabiertos a todos los invitados. ¡Y no te costará casi nada! Además, lo puede hacer cualquiera. Solo necesitarás adhesivo, cojines y un poco de maña.

¡Estrena un cabecero de cojines!

Hay un montón de tipo de cabeceros. De hecho, hace unos días os presentamos 16 cabeceros tapizados (una solución muy práctica y económica, por cierto). Hoy toca presentaros una nueva idea para la cual no necesitarás herramientas. Estos cabeceros de cojines darán a tu dormitorio un toque único. Solo tienes que escoger los colores y la forma adecuada de hacerlo. Si no tienes cabecero, sigue leyendo porque hoy mismo puedes estrenar uno.

También te puede interesar: Ideas para aparentar un cabecero sin tenerlo

Para pegarlo a la pared, puedes hacerlo de diferentes formas. Se pueden pegar los cojines a la pared con un adhesivo especializado o bien engancharlos por las esquinas y clavar los extremos. Incluso puedes fijarlos a una base de madera o palet (aunque será más laborioso y pesado) y después colgarlo de la pared.

También te puede interesar:  Silla de revistas

Las dimensiones deberían ser las mismas que las que tenga la cama, así quedará genial. La verdad es que la idea es bastante buena, si tienes cojines que no utilices compra unas fundas y decora con ellos. Qué fácil es darle un poco de ambiente, al dormitorio, con unos cuantos cojines.

Cabecero de cojines bicolor

cabecero de cojines
Fuente: Decofilia

El resultado final de este cabecero de cojines es una combinación de colores muy elegante. En esta ocasión los colores elegidos, marrón y beige, conforman un espacio perfecto para descansar. Combinan con los muebles como las mesitas de noche, la estructura de la cama y la ropa de la misma. Somos libres de darle el color y la tonalidad que queramos a este ingenioso cabecero.

Además, ofrecen un agradable efecto visual y además son de lo más confortables. Cuando te apoyes en el cabecero no tendrás que doblar la almohada y ponerla detrás, pues es muy blandito así que no tendrás problemas para apoyarte. 

Cabecero con cojines colgados

cabecero de cojines
Fuente: decoración trendencias

Si la anterior idea era bicolor, ésta es minimalista. Se trata de colocar cojines blancos sobre un fondo blanco. Nos gusta el detalle de las líneas rojas sobre algunos de los cojines. ¿veis que justo esos cojines son los que sobresalen de la cama? Son precisamente donde se va a colocar la mesita de noche. Así, se crea un espacio aparte para la mesita.

Cabecero con cojines para una cama de matrimonio

cabecero de cojines
Fuente: Pinterest

Una de las versiones por las que más gente apuesta es ésta. Crear un cabecero de cojines de solo dos piezas. Son perfectos para camas de matrimonio. Solo tendrás que pegar dos cojines a la pared, uno a cada lado de la cama o bien colgarlos de una barra de metal. Por supuesto, la segunda opción queda mucho más elaborada y más bonita así que, aunque tengas que sacar las herramientas, te recomendamos lanzarte a la piscina con ella.

También te puede interesar:  ¡Da vitalismo a tus paredes con hilos de colores!

Cojines para cabeceros

cabecero de cojines
Fuente: Laredoute

Y por último, una vez que ya conocemos la técnica y hemos visto algunas ideas, aquí os dejamos algunos cojines específicos para cabeceros. Éstos los podéis encontrar en La redoute y cuestan alrededor de 14 euros. Los hay en muchos colores y ya vienen con los cordones preparados para que los cuelgues de la barra.

¿Tienes un cabecero de cojines? ¿qué es lo que más te gusta de ellos? ¡cuéntanos qué opinas! Y antes de terminar queremos recordaros las medidas perfectas para un cabecero. Seguro que os son de utilidad.

  • Ana

    Nunca se me hubiera ocurrido pero viendo cómo queda de bien en las fotos, esto tengo que probarlo. Me ha encantado la idea porque además lo veo muy fácil de combinar con otros elementos del dormitorio.