cabecero con patchwork

Cuando decoramos nuestro dormitorio queremos ser originales y muy coloridas, y claro la originalidad depende mucho de qué tanto tiempo podemos invertir en la decoración del dormitorio. Porque podemos aplicarnos a algunas atractivas manualidades para personalizar la decoración al máximo. En ese sentido te traemos hoy una sugerencia estupenda, un cabecero de patchwork para poner la nota creativa en tu dormitorio.

El patchwork es lo que en España se conoce como Almanzuela, una manualidad con la que se logra un tejido después de unir varios retazos de tela. La misma está muy arraigada en la cultura de La Rioja y claro está presente en toda España, Europa y el resto del mundo, conociéndose en los países anglosajones como Patchwork. Ese unir tela se convierte en encantadoras y originales opciones para la decoración del hogar, vestidos, bolsos, cojines,  cubrecamas, fundas y ahora un cabecero en Patchwork.

Este es un hermoso trabajo decorativo  en el que se invierte tiempo y creatividad, puedes elegir los más bonitos colores y diseños para lograr los más hermosos detalles de una pieza de patchwork, destinada a cubrir la base de madera que conforma un cabecero. La elaboración del patchwork no requiere más que unir la tela y el adherirlo al cabecero es un trabajo que puedes hacer por ti misma, si se te da bien estas faenas de casi carpintería, ya sea clavando el mismo o adhiriendo con un pegamento para telas y maderas que puedes obtener en una tienda especializada.

El cabecero de Patchwork requiere cuidados que no darías a un cabecero de madera o metal, y es que por ser de tela tiende a mancharse o puede deteriorarse rápidamente, sino lo sellas con un fijador para telas que también se obtiene en las tiendas de manualidades, eso crea una capa que impide que se le adhiera el polvo y evita la humedad si estuviera expuesto a la misma.

También te puede interesar:  Adorno navideño de un ángel con clips