Tengo que reconocer que no se me había pasado por la cabeza que hubiera tantas posibilidades a la hora de diseñar cabeceros para la cama, la verdad.

Y lo mejor de todo es que estas ideas tienen una ventaja: puedes hacer tú mismo los cabeceros. Al menos, en estas propuestas que te planteamos. Se trata de cabeceros de madera, que quedan muy bien como puedes ver en las fotos y que no tienen mucho misterio.

Simplemente necesitas la madera y un poco de imaginación para dar forma al cabecero. Puedes aplicar un barniz encima para que se mantenga bien.

Como ves, quedan genial en habitaciones decoradas en color blanco. Además, combinar un estilo natural y con un cierto aire “eco”, como es lo de los cabeceros en madera, con elementos más urbanos (lámparas en acero, por ejemplo) puede ser una alternativa muy interesante.

¿Te gusta?

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decorar con plantas