Tengo que reconocer que eso de decorar las paredes de las casas con cabezas de animales es algo que nunca me ha gustado. Aunque en algunas casas de estilo campestre, en las que la caza está muy presente, este tipo de detalles están de lo más presentes, la verdad es que no es precisamente de mi estilo.

Por eso, nunca creí que diría que algo como esto es interesante. Claro, que la idea de la que vamos a hablar, aunque es verdad que está inspirada en la idea de las cabezas de animales como decoración de las paredes. no tiene nada que ver con la típicas cabezas de animales.

Y es que este diseño de Cardboard Safari es totalmente diferente. Esta compañía norteamericana se define porque todos sus diseños destacan por su sostenibilidad, por su amor a la naturaleza y además, por un interesante y peculiar sentido del humor. Luis Rodrigálvarez es uno de los miembros del grupo y es español, por lo que no es de extrañar que hayan elegido al toro de lidia como uno de los protagonistas.

Se trata de una cabeza de toro, pero eso sí, realizada en cartón. Para hacer la cabeza, se han utilizado una serie de láminas de cartón reciclado, que cortadas con láser y colocadas unas encima de otras, da forma a la cabeza del toro. La cabeza cuesta 65 euros, y está disponible en dos colores: blanco o marrón (el mismo color del cartón reciclado). De todas maneras, si esto te parece demasiado grande, también puedes optar por comprarte una más pequeña, que cuesta 20 euros.

También te puede interesar:  Las fachadas también se decoran

La verdad es que me parece una idea muy original y rompedora. Se trata de un detalle totalmente diferente, perfecto para las casas de todos los amantes del diseño y de los detalles decorativos rompedores y totalmente distintos.

Vía| Neo2