Ya hemos hablado en muchas ocasiones del reciclaje y del DIY, una tendencia que cada vez se está poniendo más de moda y que se lleva un montón. Y no me extraña nada, la verdad, viendo que se pueden hacer cosas tan originales como estas. Y es que los materiales que se pueden utilizar para la decoración de tu casa son de lo más variados, incluso cosas que en otro momento hubieran ido directamente a la basura.

Por ejemplo, las cajas de madera (tipo frutería) pueden acabar convertidas en unas estanterías de suelo de lo más originales. Este tipo de cajas no se suelen utilizar para decorar, ni mucho menos, pero lo cierto es que el resultado puede ser estupendo. Por ejemplo, en un entorno moderno, pueden dar un contrapunto estupendo a la decoración del resto de la casa.

Una de las ventajas de esta idea es que dependiendo de la cantidad de cajas que tengas, puedes hacer un mueble-estantería de tamaños muy diferentes. Puedes hacer varios pisos, colocar todas las cajas echadas y solo una de pie, un par de pie… Todo depende de tu creatividad, del diseño que se te ocurra y también del espacio que tengas y que quieras ocupar con este detalle.

Otra de las cosas que me ha gustado mucho es la idea de pintar el interior de las cajas en varias tonalidades de la gama del azul, que en este caso, queda a juego con la alfombra. Puedes copiar la idea y elegir otro color para el interior de las cajas dependiendo de los colores que predominen en la estancia.

También te puede interesar:  Manualidades puff de crochet

Puede ser una muy buena idea para colocar encima la televisión, para una oficina en casa… Aunque en cualquier caso, para que se luzca el juego de colores del interior, es mejor no llenar demasiado los huecos.

Foot de Apartment Therapy