Las viviendas de tipo unifamiliar cuentan con la posibilidad de escoger entre distintos tipos de calefacción. Hoy te daremos algunos consejos para que puedas calefaccionar tu vivienda de manera eficiente.

¿Qué calefacción elegir?

Cómo calefaccionar tu vivienda
Fuente: Media Director

Entre las diferentes alternativas que existen de calefacción para una vivienda encontramos el sistema central de calderas, que brindarán agua caliente tanto en el baño, para la limpieza y para la cocción de alimentos. Estos sistemas son bastante tradicionales, y si bien en los últimos tiempos se agregaron nuevas tecnologías, aún se continúan usando. Muchos de los nuevos sistemas se basan en energías renovables, como calderas, que buscan optimizar y reducir el gasto.

En el caso de las viviendas de menor tamaño (de hasta 240 metros cuadrados), es aconsejable colocar una caldera de condensación. Este tipo de caldera se caracteriza por permitir un notable ahorro ya que consume hasta un 20% menos de gas que las calderas tradicionales. Además, tienen la ventaja de emitir niveles menores de dióxido de carbono y oxido de nitrógeno a la atmósfera.

Algunos de los artefactos más modernos tienen un mecanismo de microacumulación. Se trata de un pequeño depósito de entre 3 y 5 litros que permite una mejor salida del agua caliente, una forma en que no se desperdicia el agua en la ducha.

También te puede interesar:  Tipos de calefacción (parte 1)

¿Qué son las calderas de policombustibles?

Cómo calefaccionar tu vivienda
Fuente: Shaorang

Este tipo de calderas se diferencian por funcionar mediante el uso de leña o pellets, siendo la principal ventaja de este tipo de calefacción su alto rendimiento. Asimismo, requieren de una conexión eléctrica y un cuarto especifico que se debe encontrar cerrado y con un poco de ventilación, es decir, un espacio especialmente creado para contener la caldera. Recuerda que para la instalación de este tipo de artefacto será necesario contar con personal capacitado, además de seguir las reglamentaciones referidas a las instalaciones térmicas.

En la actualidad los pellets están considerados como un combustible totalmente ecológico cuyo poder calórico es un 90% superior a otros sistemas. Los pellets se crean a partir de diferentes residuos vegetales, entre ellos las virutas, la leña, etc. Además, es un sistema amigable con el medio ambiente y con el planeta. En las tiendas especializadas podrás encontrar diferentes calidades de pellets. Cabe destacar que las calderas de policombustibles son aconsejables para viviendas de 100 a 240 metros cuadrados.

En el caso de que la vivienda no cuente con el espacio necesario para tener un cuarto especial para la caldera, se puede elegir otro sistema ecológico como la termoestufa de pellets. Tengamos en cuenta que estas termoestufas no brindan agua caliente pero darán calor a las habitaciones, de la misma manera que lo haría un circuito de radiadores. En las tiendas especializadas podrás encontrar diferentes calidades de pellets.

Diferentes tipos de chimeneas

Cómo calefaccionar tu vivienda
Fuente: J Carlos Fernandez

Existen distintos tipos de chimeneas que te servirán para calentar tu vivienda, además de ser un excelente elemento decorativo.

En las chimeneas de obra podrás colocar un inserts o un hogar. El insert tiene una eficiencia de un 70%, pero requiere de una instalación eléctrica y un sistema de ventilación que genera que el aire caliente esté por más tiempo en la estancia. El hogar se caracteriza por liberar el calor de manera progresiva y esta indicado para espacios más pequeños que no superen los 100 metros cuadrados, por ejemplo una sala.

También te puede interesar:  Tipos de calefacción (parte 2)

Los insert y el hogar se diferencian de las chimeneas tradicionales por tener un excelente rendimiento, aprovechando notablemente el calor.

Otra buena alternativa es colocar dentro de la chimenea de obra una chimenea metálica. La instalación es simple y no necesita de un revestimiento. Este tipo de calefacción puede colocarse en una esquina, o de manera central o frontal, dependiendo del lugar en done se vaya a colocar.

Para una mejor seguridad, este tipo de chimenea se coloca con una puerta de cristal. Otros modelos tienen un tipo de vidrio vitrocerámico en varias capas que ayudan a que se vean las llamas sin ningún problema. Con este detalle, además de hacer la chimenea algo seguro, conseguirás un excelente complemento decorativo.

Diferentes combustibles para calefaccionar una vivienda

Ideas para calefaccionar tu vivienda
Fuente: Maria Elena

Tanto la leña como las briquetas son combustibles muy usados para calefaccionar una vivienda. Son ideales para las chimeneas abiertas, inserts, hogares y chimeneas metálicas. Estos combustibles son económicos y respetan el medio ambiente. Es importante que la leña no sea extraída de cualquier árbol, las ideales son las maderas más duras, así se podrá mantener el fuego encendido y dará mayor calor.

Las maderas que son más blandas se usan para encender la chimenea y para avivar el fuego cuando es necesario. Es muy importante que la leña se mantenga seca para que sea útil y se minimice la emisión de gases. Nunca se deberán usar maderas barnizadas ni pintadas, tampoco aglomerados. Los recomendados son los leños provenientes de árboles frutales y especies que sean más duraderas a la hora de arder.

El tema de la calefacción de las viviendas es amplio y muy interesante, por eso en nuevos artículos seguiremos hablando del tema y de los sistemas más modernos y eficaces.