Cómo evitar que el calor entre en casa

En estos días de verano, el calor se hace insoportable y si no tenemos aire acondicionado aún más. Así que hay que idear algunos trucos para que el calor no nos moleste en las horas que pasamos en casa. Hoy en OpenDeco os contamos algunas ideas para que estés fresco en casa.

Una de las premisas fundamentales es el color de la fachada. ¿Por qué te crees que los pueblecitos andaluces típicos tienen todos las casas blancas? No es un mero capricho estético, es que el blanco refleja la luz y con ello el calor. Si pintas tu fachada con un color oscuro, chupará el calor y en el interior subirá la temperatura un par de grados.

Otra solución es el uso de estores: evitarás que entre la luz y podrás tener tu casa fresquita y con una temperatura ideal. Además, podrás abrir las ventanas si corre brisa y que ésta entre sin que también se cuele la luz. Lo ideal es hacerlos a medida para que combine bien con la decoración de tu casa y, además, tape bien todas las ventanas o cristaleras.

Otro truco que casi nadie tiene en cuenta es que el calor, en ocasiones, proviene del interior de la casa y no del exterior. Vigila bien la iluminación – las bombillas incandescentes generan mucha energía y calor – y los electrodomésticos, que también producen calor a través de las resistencias. Además de mantener fresca la casa, notarás un considerable ahorro de energía si controlas estos detalles.

Por último, las plantas: si tienes aparato de aire acondicionado, lo mejor es que plantes un árbol que le dé sombra durante el día. Al estar a la sombra, gastará menos electricidad que si le da el sol durante todo el día porque el termostato regulará la temperatura real, y no contará los grados de más que provoca el sol.

También te puede interesar:  Tips para decorar un pequeño taller de costura