Cuando tenemos niños pequeños, cuanto más coloridos y divertidos sean los muebles más nos gustan. Y si además tienen forma de animalitos, mucho mejor. Por eso, con estas camas podrás montar todo un safari si la habitación es grande y tus hijos duermen en un mismo cuarto.

Si no encontrabas lo que buscabas y ya casi te habías rendido, esta colección de camas para los más pequeños de Dreamhouse te sacará de este problema. Está inspirada en varios animales y tendrás toda una pequeña colonia de bichitos en casa para que descansen los más pequeños. Desde una mariposa para las más presumidas hasta un alegre mono para aquellos que no paran quietos ni un momento. Eso sí, una vez que caigan en la cama dormirán hasta el día siguiente.

Las camas están hechas de un material muy resistente y su encanto está en que las piezas del cabecero y los pies tienen forma de animales con unos tonos muy coloridos y alegres. Los modelos combinan dos colores para formar los diseños, muy esquemáticos pero muy divertidos.

La verdad es que hay una gran variedad de modelos, tantos que te costará trabajo decidirte por uno sólo. Lo mejor es que se lo enseñes a tus hijos y sean ellos los que decidan dónde quieren dormir. ¿En un fiero león, en una relajante ballena?

Puedes ver todos los modelos y otras creaciones de Dreamhouse en su página web. Eso sí, te advertimos que una vez que veas el catálogo querrás tenerlo todo. ¡No digas que no te hemos avisado!

También te puede interesar:  Santa Claus de origami para navidad