Camas con cajones

En los pisos de hoy en día, cada vez de dimensiones más reducidas, todos los esfuerzos son pocos a la hora de aprovechar el espacio de una forma óptima. En el dormitorio los armarios se quedan pequeños y en ocasiones no podemos disponer de una gran cómoda porque no cabría en la habitación y además, es una de las estancias de la casa donde más cosas hay que guardar.

La elección de un canapé abatible o un canapé o una cama con cajones puede ser de gran ayuda a la hora de guardar, mantas, toallas, ropa de cama o lo que queramos. Personalmente, yo prefiero los cajones por una cuestión de comodidad, aunque si las dimensiones de la habitación no permiten abrirlos, el canapé abatible es también una buena solución.

Habitualmente las camas de matrimonio con cajones, los tienen colocados a ambos lados, de forma que cada uno mide de fondo la mitad de lo que mide la cama de ancho, si la cama es individual, los cajones se abren por un lado únicamente, en cuanto a la longitud de los mismos, depende si elegimos que sean varios o un único cajón de la longitud total de la cama, en cualquier caso estamos hablando de un gran volumen que podremos ocupar con todo lo que queramos, mucho más cómodo que guardar en cajas, y que además evita que entre polvo bajo la cama.

Estéticamente resultan muy bonitos especialmente si son de madera, aunque evidentemente esto incrementa considerablemente el precio de la cama, debemos tener cuidado al elegirlos de poder abrirlos después en el dormitorio con comodidad y que no tropiecen con las mesillas de noche, así como de que sean fáciles de abrir y que deslicen bien pues se cargarán normalmente con bastante peso, con todo, por el partido que se les saca, creedme que compensa.

También te puede interesar:  Cuartos innovadores