cama de agua

Quienes alguna vez han probado dormir en una cama de agua pueden confirmar que se trata de la opción perfecta para descansar cómodamente. Los suaves movimientos de este tipo de colchón brindan una gran sensación de relax incomparable.

Pero a la hora de escoger uno debes tener en cuenta que hoy en día existen dos variantes especiales:

  • Cama de gel: este tipo de colchón llena su cuerpo de un líquido de agua y gel, capaz de adaptarse perfectamente a la forma del cuerpo.
  • Sistema de mangueras: estos, a diferencia del anterior, tienen un efecto mínimo de represión, pero, si bien son de fácil transporte, requieren de una previa calefacción.

Una vez escogida el tipo de colchón de agua ideal para nosotros, deberás tener en cuenta que cuando se trata de comprar una cama de agua no debemos escatimar en los gastos, ya que este aumentará en función de su calidad, durabilidad y resistencia.

También te puede interesar:  Una cama que se hace sola