Posiblemente en más de una ocasión habrás visto una de estas típicas camas de forja, en casa de tus abuelos, en algún lugar de aire antiguo… Posiblemente habrás pensado que se trata de una idea un tanto pasada de moda y que no tiene muchas opciones a la hora de decorar.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Y es que todo lo retro es tendencia y se vuelve a llevar mucho pero, además, hay que reconocer que a veces, mezclar detalles que parezcan sacados del baúl de los recuerdos con otros mucho más modernos y actuales puede ser una manera estupenda de decorar con un toque moderno y muy original.

Las camas de forja se pueden convertir en estupendas aliadas en este sentido. Por ejemplo, puedes coger la estructura de una cama de forja y ponerle ese toque moderno y actual dándole una mano de pintura en un color muy original y llamativo, como por ejemplo, un tono flúor o un color pastel con detalles originales.

Pero además, hay otras muchas posibilidades que pueden ser estupendas, como desgastar el cabecero en algunos puntos, levantando la pintura en algunas zonas o dando un efecto desgastado y muy a la última. Y no solo eso, también puedes hacer que el textil de cama cobre protagonismo contrastando con el cabecero en forja.

Para conseguir un efecto sorprendente, puedes probar con un textil de cama en colores oscuros, pero muy moderno, cojines de plumas o lentejuelas… Sin duda, será una opción estupenda a la hora de decorar con un toque de originalidad muy a la última.

También te puede interesar:  Decora tu casa con estilo hindú

¿Qué te parece la propuesta? La verdad es que puede funcionar muy bien y ser un detalle con mucho estilo, perfecto para los amantes de la mezcla de estilos que, por otro lado, es una tendencia que está funcionando mucho en decoración.

Foto de Design Sponge