No hay duda de que un cactus no es, ni de lejos, el lugar que elegiríamos muchos para sentarnos. A menos que se trate de un cactus como este, algo totalmente diferente a la idea que tenemos en la mente de lo que es (y de lo que supone sentarse encima, claro) un cactus.

Y es que en realidad, este cactus no es un cactus, sino que se trata de un sofá, eso sí de lo más original y con un toque divertido que lo convierte en una pieza muy especial.

Se trata de un diseño de Maurizio Galante para la marca de muebles italiana Cerruti Baleri. No se puede negar que la idea es muy original y que no está nada visto. De hecho, yo he visto pocas cosas parecidas a esta rompedora idea.

La base es de madera y el resto de poliuretano con un revestimiento viscoelástico y la aperte de fuera, con print fotografico. No hay duda de que la idea es muy llamativa, y tiene un aire entre rompedor y provocativo que me encanta. Por cierto, se llama Canape Cactus, un nombre obvio.

Además, está lleno de contradicciones, porque por un lado, sus formas suaves y redondeadas invitan a sentarse, y hasta parece cómodo… pero las ganas de probarlo se quitan en cuanto te fijas bien en los dibujos de cactus que llenan todos y cada uno de sus rincones.

Desde luego, es una idea divertidísima, que podría quedar genial en un salón de una casa moderna y muy actual, en la que se apueste por un diseño rompedor y totalmente diferente. ¿Es tu caso? Entones, esta idea puede funcionar de maravilla.

También te puede interesar:  Una flor gigante en el salón

Por cierto, aquí van unas cuantas fotos más, para que puedas apreciar la originalidad del Canape Catus desde todos sus ángulos y puntos de vista.

Vía| Design milk