La casa Onigiri en Oita, Japón, está diseñada por los arquitectos de NKS. Nos recuerda al diseño del casco de un barco, solamente que en este caso se ha optado por invertir la forma del casco de barco para poder adaptarlo a las necesidades y la estabilidad que requiere la estructura de una casa.

nks-onigiri-house-3.jpg

El secreto de esta casa está en la maximización del espacio y la minimización de los costes, el sueño de todo propietario. Su inspiración en el casco de un barco, con su forma de tubo triangular y exterior en madera, permite la colocación de ventanales que aprovechan la luz solar y evitan el uso excesivo de iluminación artificial.

nks-onigiri-house-5.jpg

Las ventanas inundan la parte superior y la base de las paredes del triángulo, creando un efecto de tubo iluminado que, si bien de día aprovecha la luz solar, de noche, al emplear la luz artificial, toma un aspecto espectacular.