¿Que harías con miles y miles de pelotas de ping pong? La verdad es que si me dijeran que tengo que decorar con semejante cantidad de pelotas de ping pong, lo primero que pensaría es en hacer una enorme escultura, o algo por el estilo.

Pero no, hay mentes más creativas a las que se les ocurren ideas tan originales como esta. Y es que utilizar 25.000 pelotas de ping pong para la decoración de un apartamento no es una tarea sencilla, hay que reconocerlo. Pero también es cierto que el artista Daniel Arsham ha sabido muy bien cómo sacarles partido.

Y si no, no te pierdas estar imágenes…

El apartamento del artista, de unos 90 metros cuadrados, se convierte así en un espacio realmente curioso y muy original, con un estilo decorativo radicalmente diferente a todos: las paredes están totalmente forradas de pelotas de ping pong, algo que no está nada visto. Las paredes quedan muy originales, también gracias en parte a la combinación de colores, ya que hay pelotas de las clásicas, en color blanco, y otras en varias tonalidades de gris, algunas más claras y otras más oscuras.

Este juego de colores permite que las pelotas creen una interesante sensación, y vistas desde lejos, las paredes parecen tener dibujos. Si te ha gustado la idea, te interesará saber (por si te lanzas a hacer lo mismo en tu casa, algo un tanto arriesgado, hay que reconocerlo) que al artista le costó unas dos semanas llenar toda la casa de pelotas. Me imagino que, como siempre, al principio le costaría más y después, cogió el truco.

También te puede interesar:  Ambiente de fiesta con poco presupuesto

Para toda la casa, puede ser un tanto agobiante, pero la idea de forrar una pared, o una parte de la casa con estas pelotas, puede ser interesante… Por ejemplo, me gusta mucho para el cabecero de la cama.

Vía| 1 design per day