Un nuevo miembro de la familia es la mejor excusa para dar rienda suelta a nuestra imaginación decorando una habitación especialmente diseñada para él que además sea lo suficiente práctica como para que según crezca podamos adaptarla a sus necesidades simplemente modificando la decoración textil de la misma. Uno de los principales errores que suelen tener las primerizas es hacer una habitación ideal para el bebé, con su cuna, un pequeño sofá para darle de comer por las noches y...