Cuando podía parecer que en servicios de mesa no se podía innovar más a no ser que apareciesen nuevos materiales específicos para ese uso, una propuesta revolucionaria nos sorprende al incorporar un material tan tradicioal como la madera, al diseño de jarras, tazas y pocillos, resulta asombroso ver como la madera se adapta a la perfección a la forma curva de estos elementos.

tetera ceramica roble tonfik design

La lámina de madera va colocada como carcasa sobre la pieza fabricada en porcelana blanca, el contraste de la oscuridad y el veteado de la madera, con el blanco liso de la cerámica, resulta altamente elegante, es de suponer que el tratamiento al que se somete la madera para conseguir este acabado tan curioso es complicado y utiliza tecnologías de vanguardia, pero la verdad es que el resultado conseguido merece la pena.

Recordemos además que la madera es un buen aislante térmico, por lo que la sensación al sujetar las tazas llenas de café caliente, será agradable y no quemará, la madera llega además a la superficie de la mesa, mientras que la cerámica queda ligeramente elevada, es decir la madera actúa como soporte, evitándonos el uso de salvamanteles y protegiendo la mesa de quemaduras y del deterioro provocado por el calor. 

La propuesta es de Tonfisk Design, debemos ver en ella por un lado la innovación tecnológica, la apuesta por algo realmente original y la gran relevancia de estos productos tanto a nivel decorativo, como funcional, ya que además de ser hermosos, engloban una gran cantidad de ventajas prácticas.

También te puede interesar:  10 Ideas para decorar tu despacho en casa