Césped artificial: principales beneficios medioambientales y decorativos

Crear espacios en exteriores que sean agradables y cómodos para toda la familia no siempre resulta sencillo, pero con el uso del césped artificial podemos dar un toque innovador y medioambientalmente sostenible a nuestros jardines y terrazas. El césped artificial ha ido ganando adeptos, y es que son múltiples las ventajas que aporta respecto al césped natural.

En TodoCESPED encontramos gran variedad de tipos de césped artificial entre los que podemos elegir cuál encaja mejor con nuestras necesidades. Los fabricantes realizan un gran esfuerzo por diseñar céspedes artificiales con cualidades variadas para adaptarse a los requerimientos de todo tipo de clientes. Pero, ¿cuáles son los beneficios medioambientales y decorativos del césped artificial?

Césped artificial: principales beneficios medioambientales y decorativos 1

Principales beneficios de instalar césped artificial

Versatilidad decorativa

El césped artificial se puede instalar en todo tipo de espacios: terrazas, piscinas, interiores, jardines…En todos ellos aporta un toque decorativo muy interesante y cuidado que realza la belleza del espacio gracias a su aspecto natural y a lo confortable que resulta como superficie. Además, en empresas como https://todocesped.es/ podemos encontrar diferentes gamas de césped que destacan por su durabilidad y calidad, tal y como podemos comprobar en la valoración de sus clientes.

Sin residuos

Uno de los beneficios medioambientales del césped artificial es que no genera residuos provenientes del corte y cuidado del mismo, como sí ocurre con el césped natural. La no generación de restos y residuos nos permite reducir el impacto ambiental de tener césped en casa, algo esencial para contribuir a la conservación de los ecosistemas.

También te puede interesar:  Decoración de jardines: pequeños castillos creados en tocones de árbol

98% menos de consumo de agua

Uno de los grandes problemas del césped natural es que necesita un riego permanente para mantenerse verde y en perfecto estado de conservación. Existen estudios que afirman que, en países como Estados Unidos, hasta el 50% del consumo de agua con fines domésticos se usa para mantener el césped natural. Con la instalación de césped artificial estamos evitando el 98% del consumo de agua necesario, pues tan solo habrá que utilizar un poco de agua de forma ocasional para limpiarlo o refrescarlo durante el verano. Un compromiso de vital importancia que resulta especialmente importante en nuestro país, donde las sequías son muy frecuentes.

Menos contaminación acuática

El uso de césped natural obliga a los propietarios a aplicar todo tipo de tratamientos fertilizantes, herbicidas y pesticidas para mantener en forma al césped. Estos tratamientos químicos pueden pasar a las aguas cuando llueve o contaminar las aguas subterráneas de los acuíferos. El uso de químicos es un problema en la agricultura, y también lo es en el césped natural. Con el césped artificial no se usan estos peligrosos químicos para el medio ambiente, puesto que es completamente sintético y no genera plagas de insectos o maleza alrededor.

Menos contaminación del aire

El mantenimiento del césped natural requiere del uso de máquinas cortacésped o sopladores de hojas, que normalmente usan gasolina como combustible y que generan contaminación del aire y contaminación acústica en la zona. Con el césped artificial evitamos emitir CO2 a la atmósfera con el uso de estas maquinarias y logramos un vecindario con menos ruido y más saludable para todos.

También te puede interesar:  Columpios muy cómodos

Es reciclable

La mayoría de tipos de césped artificial son 100% reciclables cuando se quieran retirar con el paso de los años. Normalmente este tipo de césped tiene una base de poliuretano y están diseñados usando materiales reciclables. Por tanto, el desecho de la superficie de césped que instales en casa puede tener una segunda vida a través del reciclaje y así reducimos el impacto ambiental del mismo.

¿Qué tipos de césped artificial existen?

En empresas como TodoCESPED podemos encontrar numerosos tipos de césped artificial. Por ejemplo, el césped Aneto 37 es el más recomendado para hogares donde hay niños debido a su tacto suave y agradable. Si lo que prefieres es un césped alto en el que poder hundir tus pies, lo mejor es optar por el césped Everest 47, muy suave y esponjoso.

Si tienes mascotas en casa y necesitas un césped resistente y adecuado para ellas, una opción como el césped Porto 35 es muy interesante. Además, si te gustan los modelos frondosos y realistas, hay dos idénticos enn propiedades con una diferencia cromática para adaptarse a los diferentes gustos: el Terra 40 con una base de color terrosa y el Pirineo 40 con un tono más verde propio de los paisajes húmedos del norte de España. Si el césped va a ser muy transitado día a día y queremos que se mantenga siempre con el mejor aspecto, el césped Formigal 30 es el mejor por su capacidad de recuperación.

Así que, como se puede apreciar, son muchas las ventajas de instalar césped artificial en los hogares, tanto a nivel medioambiental como decorativo. La existencia de empresas como TodoCESPED (que además es líder nacional en venta online de césped artificial y la marca de césped mejor valorada por los clientes a nivel europeo) ofrecen multitud de variedades de césped artificial de la mejor calidad para cada tipo de necesidad hace que sea más fácil que nunca elegir un tipo de césped artificial para el hogar.

También te puede interesar:  Ideas para renovar una maceta