Lo cierto es que en una casa pequeña, cualquier idea es buena cuando se trata de aprovechar todos los rincones, y más aún si se trata de algo original, que a la vez sirve para darle un toque original y actual a la habitación.

Ese es precisamente el espíritu de Chin up, este mueble de Lisa Sandall, de líneas rectas, sencillo y sin complicaciones, pero realmente original. La verdad es que una de sus virtudes es que queda perfecto en una esquina, aprovechando el espacio, y sin parecer un “pegote”.

Su diseño hace que encaje a la perfección y además, da una cierta sensación de menos agobio que si fuera un mueble alto y recto.

¿No te parece una idea estupenda? Además, la inclinación es perfecta para coger los libros y revistas desde un sillón (que puedes poner al lado).

Vía| Muuuz

También te puede interesar:  Muebles de madera de Christian Woo