¿Por qué no convertir nuestro salón en una sala de cine?, podemos conseguir esta estancia en un lugar de proyección. Necesitaremos para ello equipar las ventanas con persianas para graduar la luz.

Podemos disfrutar del cine en un espacio idóneo en nuestra propia casa.

Los asientos, deben estar asegurados para la total comodidad, para ello, el mercado nos ofrece una auténtica gama de elección.

Un ambiente de estas características, lo imprescindible que debe tener es la televisión y un equipamiento de home cinema. Podemos hacer obra si queremos que los altavoces estén en puntos estratégicos y lo cables queden ocultos.

La pantalla siempre ha de estar en perpendicular a la luz, pues si la situamos a contraluz, no se podrá ver con perfecta claridad y deslumbrará.

La distancia entre el sofá y la televisión, siempre es la duda de cualquier persona cuando se instala en los salones, pues esto se mide a proporción de las pulgadas de la pantalla. Si esta de 37 pulgadas, la distancia adecuada son 2 metros, si es de 50 como mínimo 3.

A la hora de elegir la televisión, si el tamaño es de más de 37 pulgadas, es mejor de plasma, si es menor, lo mejor es el LCD.

El proyector de nuestro pequeño cine, puede ser portátil o fijo. Para situarlo, el espacio será suficiente con 3 metros para una imagen amplia y siempre enfocada a una pantalla o una pared lisa.

Con estas recomendaciones lograrás un pequeño cine en tu casa, si eres un gran aficionado a este arte, no tienes ni que pensarlo, disfrutarás de lo lindo en tu propio hogar y será la delicia de tus amigos.

También te puede interesar:  Tendencias color guirnaldas navideñas 2012