5 claves para elegir la colcha adecuada para nuestra cama

Mucha gente piensa que eligiendo una buena cama ya está todo hecho para conseguir un buen descanso. Aunque pueda parecer lógico, no solo el colchón influye a la hora de conseguir mayor comodidad. La ropa de cama es igual de importante y dentro de esta, la elección de la colcha correcta es fundamental. Debido a esto, es importante comprar una colcha de calidad y que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades. El problema es saber elegirla. Si te paras un poco a buscar colchas en la red, por ejemplo en www.regalarhogar.com, os podréis dar cuenta de que hay muchas opciones disponibles. Para haceros este proceso algo más sencillo, hoy os queremos mostrar varias claves a tener en cuenta para acertar con la elección de la colcha.

Las medidas, muy importantes

Las medidas de las colchas para camas suelen ser bastante estándar, al igual que las medidas de los colchones. A la hora de adquirir una colcha, es necesario tener en cuenta el ancho de nuestra cama, el largo, el grosor del colchón y el alto de la basas. Los fabricantes suelen hacer colchas entre 90 y 100 centímetros más anchas para que las caídas queden perfectas. De esta forma, y por poner un ejemplo, una colcha para una cama de 150×200 cm, debería medir 250 cm de ancho y 270 cm de largo aproximadamente para que se pueda cubrir los pies de la cama y también tapar la almohada con ella.

Definir un presupuesto

Antes de lanzarnos en busca de la colcha, es importante saber hasta cuanto estamos dispuestos a pagar por ella. Aquí influirá el uso que le queramos dar. No es lo mismo una colcha de uso estacional que vamos a utilizar durante todo el año, que otra que se utilizará unos pocos meses. Lo bueno de la gran variedad de productos que nos podemos encontrar, es que no es necesario renunciar a la calidad para encontrar diseños para cualquier necesidad y a precios muy competitivos.

También te puede interesar:  Escoge el cabecero ideal para tu cama (parte 3)

Elegir el tejido

La característica del tejido estará sujeta al uso que le vayamos a dar. Es decir, si únicamente la queremos con un fin decorativo, para dormir más ligero o si queremos que nos proteja del frío de la noche.

En el caso de utilizarla con fin decorativo, se recomienda tejidos ligeros que sean fáciles de poner y quitar. Por otro lado, si queremos que nos proteja del frío, entonces deberíamos elegir colchas más tupidas con rellenos más abultados.

Colcha de calidad

Como todo lo relacionado con el descaso, es recomendable adquirir una colcha de la mejor calidad posible que nos asegure cumplir correctamente con su función. Cuando hablamos de calidad, no solo nos tenemos que fijar en el tejido, sino también en su relleno, su acabado y demás elemento que puedan formar parte de ella.

No olvidarse del diseño

Por último, y no menos importante, es elegir un diseño que no desentone con el resto de la decoración de la habitación. Es importante que siga el esquema de color general para conseguir un efecto armonioso que nos ayude a conseguir un mejor descanso.

Además de lo comentado a lo largo de nuestra publicación, ¿qué otras cosas soléis tener en cuenta a la hora de elegir una colcha de cama? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!