Claves para coger elegir un buen colchón de verano

Para escoger un buen colchón para dormir en verano, es importante tener en cuenta que lo más importante es que sea fresco y transpire adecuadamente

Los colchones de látex y los híbridos son una de las mejores opciones para descansar sin pasar calor

Dormir bien es fundamental para mantener una buena salud física y mental. Aunque parece obvio, no siempre se le dedica al descanso el tiempo y la atención que merece, algo que después tiene consecuencias muy negativas en nuestro día a día. Para tener un descanso adecuado, de unas siete u ocho horas diarias, es necesario tener una buena cama y sobre todo un buen colchón que se adapte a nuestro cuerpo y a nuestras necesidades. Ahora que llegan las altas temperaturas, es importante elegir un colchón que sea fresco y transpire bien. Hay diferentes tipos de colchones para un buen descanso, pero en esta época del año nos servirá cualquiera que cumpla con una serie de características. 

Claves para coger elegir un buen colchón de verano 1

Cómo debe ser un buen colchón de verano

Una de las características de los buen colchones de verano, es que debe ser natural y transpirable, idealmente de algodón, un material permite que el aire fluya. Debemos evitar los tejidos sintéticos que además nos harán sudar y estar incómodos/as durante la noche, ya que su tejido se caliente al contacto con nuestro cuerpo. Los colchones con memoria, tan cómodos en otros momentos del año, pueden resultar demasiado calurosos en verano debido a su espuma viscolástica. También es imprescindible escoger uno u otro colchón en función de nuestro peso: podemos elegir un colchón más duro, si pesamos poco, o más blando, en caso de sufrir sobrepeso.

También te puede interesar:  Decoración de dormitorios infantiles ¡ Camas flotantes para tus hijos !

Así, podemos decidirnos por un colchón de látex, con memoria o con muelles interiores, aunque estos últimos están cada vez más desfasados. Hoy en día, una de las opciones favoritas de los/as consumidores/as son los colchones híbridos. Este tipo de colchones mezclan diferentes materiales como el látex o el conocido como «material cambio de fase», que aleja el calor del cuerpo y lo refresca para reposar sin problemas en las noches más cálidas.

Tipos de colchones

El famoso látex es uno de los materiales más transpirables que hay. Sus celdas permiten que el aire circule, y su estructura hace un efecto bombeo que favorece la ventilación cada vez que nos movemos, por lo que este tipo de colchones son perfectos para los meses de calor.

Peor fama tienen los colchones de espuma, que al estar fabricanos con un tipo de plástico no son tan transpirables y por lo tanto son más incómodos. Sin embargo esto no es del todo cierto, ya que hoy en día existen materiales como el polyfoam, que forman celdas entrelazadas y alejan el calor de la persona durmiente. Por otra parte está el colchón de espuma viscoelástica, que como decíamos es una de las opciones más calurosas pero a la vez que mejor se adaptan a nuestra postura al dormir. 

En resumen, a la hora de escoger un buen colchón para dormir en verano, es importante tener en cuenta que lo más importante es que sea fresco y transpire adecuadamente. Para ese fin, lo mejor es decantarnos por uno de látex o híbrido, ya que son menos calurosos.

También te puede interesar:  Viste tu cama en esta primavera