Claves para decorar un salón con estilo nórdico

Son muchas las personas que se sienten atraídos por el estilo nórdico gracias a su sencillez y sensación de calidez. Es por esto, que de un tiempo a esta parte, este estilo es uno de los favoritos por las personas de todo el mundo a la hora de decorar su hogar, y el salón en particular. Hay que destacar que en los países nórdicos (Suecia, Finlandia o Noruega) las horas de sol escasean, de ahí que las principales características de este estilo estén enfocadas a combatir esa falta de luz. Para ello, el uso de tonalidades claras en paredes y mobiliario es clave. Esa falta de color se suple con el uso de elementos textiles como mantas, cojines o alfombras, además de otros elementos decorativos que rompen con esa monotonía como pueden ser marcos fotográficos e incluso cachimbas, un elemento que se puede encontrar de varios colores y formas que rompen con la monotonía de las líneas rectas, elementos perfectos para adornar el mueble del salón o la mesa. Si te gusta la idea, mira algunas en este enlace que os dejamos.

Si tú también quieres dotar de un estilo nórdico el salón de tu casa, sigue leyendo porque os dejamos algunas claves que os ayudarán a conseguirlo.

Índice del artículo

Los colores que decoran un salón de estilo nórdico

Como ya hemos comentado anteriormente, el estilo nórdico hace uso de colores que le permiten aprovechar al máximo la luz natural del sol. En este caso, los colores claros son los grandes protagonistas, siendo el blanco el favorito para las paredes. Que sea el favorito no significa que no puedas hacer uso de algún otro color claro como el beige o grises.

También te puede interesar:  Muebles con ruedas

Pero no todo iba a ser colores claros. Para romper con esta monotonía, es habitual aportar pinceladas de otros colores para hacer contraste. La mezcla de blanco y negro es un acierto seguro.

Telas naturales

Las telas también tienen una gran importancia dentro de este estilo de decoración. Cortinas, alfombras o cojines no pueden faltar en el salón. Ahora bien, ¿qué tejido utilizar? Lo más recomendado es utilizar tejidos naturales como el algodón, el lino o la lana. Estos elementos textiles son perfectos para jugar con diferentes colores y aportar algo de alegría a la casa.

Motivos geométricos

El estilo nórdico se caracteriza por las líneas rectas y sencillas, de forma puntual pueden aparecer estampados geométricos en elementos como cojines, cortinas o alfombras. Dibujos en forma de hoja, árboles o animales, son perfectos para esta decoración.

Muebles para el salón estilo nórdico

Llegamos a uno de los puntos más importantes. ¿Qué muebles elegir para nuestro salón? Aunque lo predominante son las líneas rectas, también deberías añadir diseños con líneas curvas con la intención de romper con la linealidad. El uso de jarrones o lámparas de mesa pueden ayudar a romper con esto.

Otra cosa a tener en cuenta, es no sobrecargar el mueble. En la decoración nórdica, menos en más. Siempre hay que buscar crear un ambiente despejado, limpio y ordenado.

Variedad de materiales

Debido a la influencia de otros movimientos decorativos, el estilo nórdico ha ido evolucionando, dando paso a la utilización de nuevos materiales. Aunque la base sigue siendo el uso de la madera, hoy en día es prácticamente inevitable que lo acompañen otros materiales como pueden ser el cobre o el latón. Estos materiales se encargan de aportar un toque más actual.

También te puede interesar:  Decoración con estilo escandinavo

Que se pueda introducir estos nuevos materiales, no significa que haya que abusar de ellos. Lo recomendable es utilizarlos en pequeñas dosis, por ejemplo a través de la lámpara o alguna bandeja decorativa.

Recicla y reutiliza

En un mundo donde las personas cada vez están más concienciadas de la importancia de cuidar el medio ambiente, la decoración nórdica pone su pequeño granito de arena por medio de la reutilización de viejas cosas que tengamos en casa. En este punto, el límite lo pone tu imaginación pero Internet puede ser un buen sitio donde acudir en busca de ideas. Por ejemplo, crear una sencilla estantería utilizando escaleras de madera.

Combina estilos

Que estemos decorando el salón siguiendo el patrón de la decoración nórdica, no significa que no podamos mezclarlo con otros estilos como puede ser el vintage o el estilo industrial. El objetivo en este caso es que por medio de ciertas pinceladas, conseguir crear un estilo más personal. Restaurar algún viejo mueble de tus abuelos y utilizarlo en tu decoración puede ser una buena idea.

No te olvides de las plantas

Por último, en este estilo no puede faltar un toque de naturaleza por medio de plantas de interior. Estas plantas se encargarán de aportar alegría y vida a la zona. Déjate asesorar por un experto en plantas pasa saber cuáles son las mejores para el interior de tu casa según las características de esta.

Además de lo que hemos comentado a lo largo de la entrada de hoy, ¿qué otros consejos darías a todos aquellos que quieren dar un toque nórdico a la decoración de su salón? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

También te puede interesar:  20 imágenes que inspiran a la hora de decorar tu hogar