Claves para elegir el mejor frigorífico para tu cocina

Dentro de los electrodomésticos que forman parte de una cocina, se puede decir que el frigorífico es el más importante de todos. Es el encargado de mantener fresca la comida evitando que se eche a perder. Debido a su importancia, es necesario saber elegir el modelo que mejor se adapta a nuestras necesidades, sin recortar el presupuesto destinado a él. Ahora bien, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir el frigorífico para nuestra cocina? Hoy os dejamos algunas claves que os pueden ser de gran utilidad.

Número de personas en la casa

A la hora de elegir un frigorífico, es muy importante tener en cuenta el número de personas que forman parte de la familia. La necesidad no será la misma para familias monoparentales o unipersonales, que con un modelo pequeño pueden tener suficiente, que para una familia numerosa donde se necesitará más espacio para poder guardar una mayor cantidad de alimentos.

En el caso de las familias pequeñas, los frigoríficos combi pueden ser la solución perfecta. Estos electrodomésticos tienen profundidad y una altura que supera los 170 cm. El congelador está en la parte inferior, haciendo muy fácil su uso. Los frigoríficos combi AEG son un ejemplo de este tipo de frigoríficos.

Por otro lado, si el número de personas de la casa es superior, o se busca un frigorífico que ofrezca mucho más espacio que el que ofrece un combi, los frigoríficos side by side son la mejor opción. Disponen de un mayor espacio de almacenamiento presente en una gran variedad de cajones, permitiendo tener todo mejor ordenado.

También te puede interesar:  Lo último en básculas de cocina

El tamaño de la cocina

Está claro que a la hora de vestir una cocina, el espacio que tengamos en ella nos marcará las distintas opciones que podemos utilizar. Si la cocina es más bien pequeña, será complicado meter un frigorífico americano o side by side ya que ocupan más espacio. En estos casos, los tradicionales combis son los preferidos por los usuarios. En el caso de que tengamos un arcón congelador en otra parte de la casa, podemos decantarnos por un frigorífico de una puerta sin congelador, consiguiendo así mucho más espacio para los alimentos frescos.

Por otro lado si la cocina es espaciosa, para no tener problemas de almacenamiento, nuestra recomendación es elegir uno de dos o más puertas, sabiendo que pueden llegar a medir hasta 100 cm de ancho. Aquí nos podemos encontrar los modelos americanos o Side by Side, o bien los frigoríficos de puertas francesas. Esta opción se ha convertido en la más demandada del mercado debido a su diseño y que ofrece un mayor espacio que el resto de modelos.

Color del frigorífico

Hasta hace algunos años, el blanco era el color predominante de la nevera. Tiempo después se dio el paso al acero inoxidable y hoy en día los podemos encontrar de otros muchos colores. Lo más importante es que el color elegido sea el que mejor vaya con el resto de los muebles de la cocina.

Dentro de este apartado también podemos hablar de los frigoríficos integrables, es decir, aquellos que quedan ocultos a la vista de todos y que ofrecen mayor armonía a la decoración sin que rompan la estética de los muebles.

También te puede interesar:  Nuevas lavasecadoras todo en uno de Whirlpool

Eficiencia energética

Una vez que tengas elegido todo lo anterior, te aconsejamos que te guíes por su eficiencia energética. Hay que tener presente que el frigorífico estará encendido las 24 horas del día. Un consumo excesivo supone mucho dinero a lo largo del año. Por este motivo, siempre que se pueda, hay que apostar por aquellos que tengan eficiencia energética A+++. De esta forma, ahorrarás en consumo de electricidad y por tanto, en tu factura de luz.

Además de lo que hemos visto a lo largo del artículo, ¿qué otras cosas tenéis en cuenta a la hora de comprar un frigorífico? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!