Claves para la decoración de habitaciones infantiles

0
44

Con estas claves para la decoración de habitaciones infantiles conseguirás sacarle el máximo partido al dormitorio de tu hijo. ¡Toma nota de todas ellas para saber cómo hacerlo y que los resultados sean excelentes!

La decoración de habitaciones infantiles es un mundo apasionante, ya que encontrarás infinitas posibilidades sea cual sea la edad o el sexo de tu hijo. Mi niña acaba de cumplir dos años y estamos empezando a mirar ya para quitarle la cuna y ponerle la cama, dejando ya la decoración de bebé para que sea más acorde a su edad.

Decoración de habitaciones infantiles
Fuente: Revista Feminity

Lo primero que debemos tener en cuenta al pensar en la decoración de habitaciones infantiles es que los peques deben sentirse bien en ellas, tanto al dormir como al estudiar o jugar. Conseguir una combinación de ambientes adecuada no es fácil, pero conociendo las claves para el éxito lo lograrás seguro.

¿Cuáles son las claves?

1. Colores

El color es muy importante en cualquier estancia, mucho más en el caso de los niños ya que deben ser acordes a su edad. Dependiendo de su edad, es recomendable hablar con el peque para saber qué colores le gustan, así se pondrá la habitación a su gusto, al menos en el color base. Lógicamente, deben ser tonalidades suaves, nada de tonos eléctricos.

En el caso de los bebés, lo más recomendable es utilizar tonos pastel en colores como el rosa, azul, verde o amarillo. Para niños más mayores se pueden utilizar colores con más intensidad pero que no distraigan demasiado, ni en la zona de dormir ni en la de estudiar.

2. Murales y vinilos

Decoración de habitaciones infantiles
Fuente: Tegarmobel

Los murales y los vinilos decorativos son una opción excelente para la decoración de habitaciones infantiles, ya que aportan originalidad, atractivo y mucha personalidad. Se puede pintar cualquier cosa, crear un pequeño mundo en la pared de su habitación para que el peque se sienta mucho más identificado con ella. Esto es perfecto para niños de cualquier edad, desde bebés hasta adolescentes.

3. Ahorrar espacio

A no ser que tu hijo tenga una habitación muy grande, lo más probable es que tengas que hacer virguerías para que puedas ponerlo todo y se vea bien. Una buena forma de ahorrar espacio es poniendo una cama alta, así aprovecharás el hueco de debajo para poner un escritorio o una pequeña zona de juegos. Las camas altas no se recomiendan a menores de 6 años, ya que pueden ser peligrosas a esa edad.

4. Casas infantiles

Decoración de habitaciones infantiles
Fuente: Blog Interiorismo

Tanto a niños como niñas les encantan las casitas o tiendas de campaña para tener en su habitación y jugar en ellas durante horas. Son perfectas para cualquier edad, ya que la aprovecha tanto un bebé de un año como un niño de 8, por ejemplo. Mi niña tiene una de esas de Ikea y le encanta vivir su propio mundo dentro, con algunos de sus juguetes y metiendo a sus amigos y amigas cuando vienen a casa. ¡Todo un acierto!

5. Almacenamiento

Cuando nació mi hija y fueron pasando los meses me dí cuenta de la cantidad de cosas que acumulan los niños, especialmente en su habitación. Por eso resulta muy importante tener espacios para el almacenaje, como estanterías, armarios o muebles. Juegos, juguetes, libros, ropa… un sinfín de cosas que si no tienes espacio para guardarlas puede ser difícil hacerlo.

6. Cama

Decoración de habitaciones infantiles
Fuente: Bebitus

La elección de la cama debe centrarse en la comodidad, funcionalidad y diseño, ya que será el elemento principal para la decoración de habitaciones infantiles. Puedes elegir una cama sencilla, una litera, una cama nido, una cuna convertible en cama para aprovecharla más tiempo… muchas posibilidades para que encuentres lo perfecto según tus necesidades.

7. Zona de estudio

Una zona de estudio es esencial a cualquier edad, incluso siendo muy pequeños pueden tenerla para empezar a entender lo que es sentarse a estudiar o dibujar. A mi hija se la puse desde que cumplió un añito, una pequeña mesa para que empezara a pintar o se sentara a jugar con tranquilidad.

8. Zona de juegos

Por último, la zona que probablemente más guste a los peques, ya que lo más divertido para ellos sin duda es jugar y jugar durante horas. Procura destinar un espacio para el juego en su dormitorio, un lugar en el que poder sentarse a jugar, ya sea en el suelo o en una silla o sillón. Puedes poner una alfombra para que esté más cómodo ya que pasará muchas horas, aunque yo le tengo una parte cubierta con suelo de foam de sus personajes favoritos, así pueden formar parte del juego.

Como ves, puede ser muy sencillo conseguir una decoración de habitaciones infantiles espectacular y perfecta para tu hijo. No olvides tener en cuenta sus gustos y deseos para que se sienta mucho mejor en ella. ¡Le encantará poder formar parte de la decoración, le hará muchísima ilusión hacerlo!

Dejar respuesta