¿Cómo saber que una habitación está bien iluminada? Cuando no nos damos cuenta de su existencia ni de su planificación. De hecho, sólo notamos la luz cuando nos resulta insuficiente o molesta para realizar una tarea o descansar. Si eres muy consciente de lo que tus lámparas no logran hacer, quizá necesites revisar esta guía para mejorar el ambiente lumínico de tu hogar.

¿Por qué molestarse en la iluminación?
La buena luz produce un sano ambiente, crea goce estético y permite realizar, en todo momento, las tareas para las que cada espacio ha sido diseñado. Una mala iluminación es una amenaza para tu salud, deberes y convivencia.

¿Qué tipos de luz necesitas?
Luz directa sobre los espacios en los que debes trabajar.
Luz indirecta para ambientar espacios de transito y zonas de descanso.
En una misma habitación, ambos tipos de luz conviven.

Una habitación, varias fuentes
Cada actividad, reclama un espacio: el escritorio, la encimera, el rincón de costura. Si en una habitación se realizan diversas actividades, deben existir diversas fuentes de luz: lámparas de techo, de pie, de pared… No hay que resignarse, nunca a una sola especie en toda la habitación.

Continúa…

Imagen: FresHome

También te puede interesar:  Los colores y los espacios