Hoy te enseñamos una cocina muy original y con con un estilo curioso. Se trata de un módulo curvado, que denota fluidez y se basa en la cultura japonesa. De hecho, el nombre de la gama, “maru“, significa en este idioma “el todo” o “círculo”, dando la idea de un diseño completo y cerrado.

Este modelo está ideado por el centro de estudios de la Universidad Técnica de Braunschweig y está llevado a cabo por el estudio de arquitectura DODK de Berlín. A la hora de diseñarlo, sus creadores apostaron por un almacenaje innovador, ampliable y completamente modular.

Así, el resultado fue una cocina llena de curvas, casi con forma de S que contribuye a que podamos movernos en el espacio y además, aprovechemos todos los recovecos. La verdad es que es una idea fantástica y llena de originalidad que además de un diseño muy atractivo, puede ayudarnos a dar un toque único y elegante a nuestra casa.

Eso sí, como puedes ver en la imagen, este mueble está diseñado para colocarlo en una especie de isleta en el centro de la cocina, ya que si lo pegas a la pared, perderás gran parte de la funcionalidad con la que ha sido contruido. Tanto la encimera como el fregadero se integran a la perfección en esta cuidada superficie que hará que tu cocina beba de la filosofía japonesa. Estaría bien verlo en su lugar idóneo y no como en la foto, en mitad de un bonito paisaje otoñal, porque, aunque nos gusta, no terminamos de ver cómo quedaría dentro de una casa.

También te puede interesar:  In & Out de Schmidt: Un nuevo concepto de cocina.

¿Qué te parece esta propuesta? Si tu casa fuera amplia, optarías por una cocina tradicional o te atreverías con modelos de este estilo?

 

Fuente: DecoEstilo