La gran variedad de utensilios de cocina que utilizamos hoy en día, está teniendo una evolución tecnología brutal en nuestras narices. La tecnología va tan deprisa, que nos encontramos con un gran número de productos inteligentes a nuestro alcance. Esto se debe a las necesidades crecientes que tenemos de cada día de ser más funcionales y prácticos. Por eso,  muchas cocinas están sufriendo una evolución gigantesca con relación a años atrás. Ahora tenemos cocinas funcionales que nos hacen la vida mucho más fácil, por ejemplo, ahora ya tenemos las neveras inteligentes que no se van de vacaciones, esto quiere decir que, cuando nosotros no estamos en casa, la nevera regula su funcionamiento al mínimo, así gastamos menos energía eléctrica y se reduce el consumo de corriente eléctrica. Todo gracias a este invento, en el que la nevera se enfría de acuerdo a las necesidades de los consumidores.

Otro de los electrodomésticos que están utilizando últimas tecnologías es el lavavajillas, que saben leer , esto quiere decir, que detectan el nivel de carga o cuanto le queda al proceso para acabar de lavar, así también nos puede decir la dureza del agua y hasta la turbiedad.

Los hornos poseen un botón de extracción electrónica, además que poseen ventiladores que emiten aire caliente para que el alimento se cueza de los dos lados posibles.

Estos son solo unos pocos ejemplos de los cambios que están sufriendo nuestras cocinas en el siglo XXI, y que están convirtiendo a nuestros hogares en sitios inteligentes capaces de facilitarnos mucho la vida.

También te puede interesar:  Cómo convertir un despacho en un loft (parte 1)

Fuente: the singular kitchen