¡Un cojín para comérselo!

Este cojín que ves en la foto es muy original para colocarlo tanto en el salón donde recibirás a las visitas como en el cuarto de los niños. La idea es de MaxiGlob, aunque, que sepamos, no se comercializa en ninguna parte. Antes de que te desanimes, te damos una alternativa. ¿Por qué no lo fabricas tú? Te damos los pasos básicos para lograr este divertido cojín. Seguro que cuando comiences a hacerlo terminas haciendo varios.

Vamos a seguir el tutorial que hemos encontrado en Como Hacer Para. En primer lugar tendrás que buscar los materiales: necesitarás tela de felpa o pana de color galleta, de unos 50×55 centímetros. También tendrás que preparar un relleno para el cojín e hilos de color café que sean resistentes, para formar bien las costuras.

Deberás colocar las dos piezas posteriores enfrentando sus derechos. A la hora de hacerlo, para hacer más fácil la tarea, puedes coser el relleno junto a la tela. Une tres contornos y el último al dar la vuelta, o ciérralo todo dejando un pequeño hueco en el que puedas dar la vuelta. La primera opción es más sencilla. Cuando hayas hecho esto tendrás un rectángulo relleno. Ahora tienes que coser las esquinas redondeando con pequeñas puntadas.

El siguiente paso es adornar la galleta con las marcas. Con una máquina de coser e hilo grueso, puedes hacer líneas desde el interior hacia el contorno de unos seis centímetros de largo y separadas entre sí unos cuatro centímetros. Deja unos diez centímetros libres al final de la esquina, así tendrás el aspecto de una galleta natural. Ya sólo te queda hacer las marcas del centro y listo.

También te puede interesar:  Una percha para colgar las tazas

¡Cuidado, no le des ningún bocado!