Los niños no paran quietos en todo el día, por eso es bueno que puedan disfrutar al máximo de sus cuartos, sobretodo si tienen uno para juegos y otro para descansar. Son muchas las cosas que se pueden incluir en la habitación para ayudarles a que se diviertan y, que además sean objetos que desarrollen otra función. Por eso hoy os hablaré de cojines y pufs grandes para colocar en el suelo.

Pillows by Poppy
Pillows by Poppy es una marca especializada sólo en hacer cojines con formas de casas y carruajes, para que los niños los puedan utilizar a la hora de construir cabañas u otras casas para jugar. Su tamaño es grande y puede ir colocada sobre la cama, en el suelo o junto a la pared.


La intención de la marca, con sus propias palabras, es cuidar y mantener la ilusión de un niño, con la misma seguridad y ternura que un beso que cura heridas. Pero Pillows by Poppy va más allá, porque por cada almohada que vende, dona una porción de las ganancias a caridad. Así el sentimiento de felicidad y protección se extiende hasta los que no tienen una Pillow.


Están confeccionados a mano, con unos motivos y abalorios de lo más acertados. Por eso sus almohadas me parecen una alegría para la vista.

Woouf!
Si pensabais que un puf no podía ir más allá de esas bolas enormes y semi chafadas os equivocáis. En Woouf!, un estudio joven y multidisciplinar de diseño de Barcelona, han creado unos pufs que imitan la realidad y la mejoran. Ambientados siempre de elementos relacionados con la música, sus pufs tienen forma de teclado profesional, altavoz, maleta rosa de viaje,… Pero no sólo los crean para mayores, su línea infantil tiene forma de hamburguesa, helado, paquete de chocolatinas, etc.

También te puede interesar:  Cojines para decorar

A través de su tienda online los puedes adquirir y con envíos a todo el mundo.

Cuando vean estos pufs los más mayores, también querrán uno.