Nunca me saldrá un artículo más corto que este.  Solo puedo decir que a esto se dedicaba uno de mis hermanos, cuando éramos pequeños, con todas las muñecas que nos echaban los reyes, pero es normal y padre de familia.
No quiero decir lo que opino, de esto para no dañar susceptibilidades. Pero muchos de los que lo vean estarán de acuerdo conmigo aunque no diga nada.

Mury, un beso

También te puede interesar:  Los colores del salón