El DIY, o “hazlo tú mismo”, es una tendencia que está muy de moda y que se lleva muchísimo. No sé si será por la crisis, que nos hace poner en marcha nuestra imaginación y nuestra creatividad a la hora de decorar, o simplemente porque cada vez buscamos más lo exclusivo y diferente, huyendo de los productos “en serie”, que son todos iguales y que dicen poco de nuestra personalidad.

El caso es que cada vez vemos más ideas originales y diferentes, que pueden quedar muy bien y que puedes hacer sin salir de casa. En este caso, se trata de un colgador para los abrigos, que me ha parecido de lo más original.

Se trata de un diseño muy sencillo, sin complicaciones, pero que queda muy bien. Es perfecto para poner en la entrada de casa, por ejemplo. Lo único que hace falta es un trozo de madera, en color clarito (en un marrón más oscuro también puede quedar bien, pero este color se adapta mejor a todos los estilos).

Después, lo único que tienes que hacer es conseguir tres ganchos de los de colgar abrigos, que simplemente se tienen que atornillar a la tabla de madera. El detalle romántico viene de la mano de un frasquito de cristal, en el que puedes poner una ramita de almendro, como en la foto, o cualquier otra flor artificial (puede ser natural si quieres, pero tendrás que estar mucho más pendiente de quitarla y demás).

Para sujetar el tarrito de cristal necesitarás una arandela de las que se utilizan para hacer bricolaje, sujetándola a la tabla igual que los ganchos de colgar los abrigos, con un tornillo.

También te puede interesar:  Ideas para un árbol navideño muy original

¿Qué te parece la idea? La verdad es que se trata de un DIY fácil de hacer y que además, te puede resultar muy económico.

Foto de Apartment Therapy

  • Pingback: Las llaves también decoran / Blog de Decoración y Pinturas - TotPint()