No hay duda de que son muchas las opciones que puedes poner en marcha a la hora de decorar tu casa, pero una de las cosas más sencillas para conseguir un estilo original y diferente sin necesidad de hacer grandes cambios en casa es dándole un toque de color a las paredes de las habitaciones.

Está claro que una de las mejores maneras de decorar en casa con estilo y con un toque muy original y realmente personal es apostando por colores llamativos, que por sí mismos, ya le dan un estilo con personalidad a la decoración.

Un ejemplo de este tipo de decoración es la que puedes ver en la foto superior, en la que el color fresa se convierte en el auténtico protagonista de la decoración. ¿Qué te parece la idea? Desde luego, la propuesta es muy original, y puede ser una alternativa perfecta para disfrutar de una estancia diferente y muy acogedora.

Además, una de las claves para conseguir un resultado todavía más original es combinar el color de la pared con los muebles de la habitación. Por ejemplo en este caso se ha optado por un sofá en color marrón, con detalle también en fresa, que queda realmente bien y que combina perfectamente con la pared, dando un sentido de unidad a la estancia muy acertado.

Y no tienes por qué elegir el fucsia, puesto que hay una gran cantidad de colores muy originales y con estilo, como el azul tirando a turquesa, el berenjena… ¿Cuál es tu propuesta?

También te puede interesar:  Punkalive's, muebles sencillos y a la última

Foto de Apartment Therapy