Dar el color deseado a nuestra habitación, es muy importante, es nuestro espacio, es aplicar los colores personales que nos definen para que esté a nuestro agrado.

Sobre los colores, estos varían tanto como varía la personalidad. ¿Qué carácter tienes? Todo depende de ello. Los colores preferidos, hacen sentirse mejor a la persona que los elige.

Para las extrovertidas, reina la alegría y la energía. Rodearse de gente es su afición, contar sus cosas a los demás, sentirse plena y gastar bromas. Tienen seguridad en sí mismas. Los colores luminosos son los que se decantan hacia estas personas, colores fuertes como el rojo, amarillo, azul… también los tonos pasteles que atraen la luz como las cremas y huesos.

Las introvertidas y reflexivas llevan una vida ordenada y tranquila. Piensan antes de decidirse, se toman su tiempo, analizan, piensan, sopesan, contrastan pros y contras. No son aburridas pero sí apaciguadas y tranquilas. Los colores para ellas son los suaves, pasteles, blanco, verde claro,  cremas, azules, rosas, lavanda, lilas.

Las soñadoras y románticas, son las que se enamoran rápidamente. Son muy sensibles. Lloran con las películas y siempre están soñando para que se cumplan sus objetivos. Están dispuestas a todo por llegar a sus metas. Los colores para ellas son, sobre todo, el rosa (color de las enamoradas), lila naranja, púrpura, rojo, fucsia. Colores determinantes.

Las sensuales son muy femeninas, andan a la moda y les gusta sentirse sexys y atractivas. Les gusta ser sofisticadas, auténticas, tienen mucha personalidad y están seguras de sus gustos. Blanco, rojo, marrón y fucsia son sus colores.

También te puede interesar:  Decorar dormitorios infantiles con detalles marinos

Fuente: facilísimo