Es inevitable ver una silla verde de tamaño reducido y no imaginártela en la habitación de los niños. Parece sencillo crear muebles y complementos para ellos que no sean bonitos, pero siempre hay sitios dónde dejan de ser “bonitos” para ser ¡geniales!

Así es como he llegado a la marca alemana de mobiliario infantil Car Moebel, repleta de color, imaginación y materiales que harán que cualquier niño se ponga a saltar de alegría cuando vea su habitación decorada con ellos.

Para los más pequeños, entre todas sus preciosidades hay unas casas de tamaño reducido que no sirve sólo para jugar, sino que también te enseña y aprendes con ella. Mitad escritorio, mitad pizarra, mitad armario, esta casa esta repleta de funciones y con un diseño muy cuidado.

Para los menos pequeños también hay preciosidades como este mueble escritorio. Unido al suelo y separado con una distancia correcta, el niño trabaja sobre ella, sin peligro de adaptar una postura que le pueda traer problemas de espalda. Su cajón inferior, recuerda a los pupitres de las colegios antiguos, por eso se ha recuperado su funcionalidad.

Siguiendo con un cuidado tratamiento con la madera, nos encontramos con este bonito banco-baúl, que bañado en un tono claro, lo hace indispensable en su habitación. Con un fondo lo suficientemente amplio para que puedan caber todas sus cosas y, con unas puntas redondeadas fuera de peligro, permite que los niños puedan disponer de él sin que nos tengamos que preocupar.

También te puede interesar:  Decoración fiesta cumpleaños infantil


Entre sus novedades esta un bonito y colorido sillón, que le quitará el protagonismo a los asientos para mayores del salón. Con uno reposapies a conjunto y una forma ergonómica, el niño se puede sentar ahí y leer todo el rato que quiera, ya que parecen comodísimos.

Sino siempre les podéis demostrar quienes son el rey y la reina de la casa.


Aprovechad que es viernes y darle una ojeada a todas sus propuestas aquí.

¡Feliz Viernes!