Colores fuertes para la habitación de los peques

 

Cuando pensamos en ideas para decorar la habitación de los más pequeños de la casa, los colores que primero nos vienen a la mente son los tonos suaves y delicados, como los tonos pasteles, el blanco, el beige…

Sin embargo, cada vez son más las personas que apuestan por otras ideas, como decorar la habitación del bebé en tonos tan poco habituales como el blanco y negro.

La verdad es que las apuestas más originales y atrevidas son, en muchas ocasiones, las que mejor funcionan. Por eso, puede ser todo un acierto optar por una idea que no esté muy vista para decorar una habitación de bebé, ya que puede poner un toque totalmente diferente a la estancia.

Si te gusta la idea, puedes fijarte en la habitación de la foto superior, que ilustra el post de hoy. Se trata de una estancia en la que predominan los colores fuertes y además, no hay un único tono, sino que se ha apostado por una mezcla de colores que da un resultado alegre y con mu ha fuerza.

Los diferentes tonos de verde se mezclan con el azul, el naranja o el amarillo, tanto en los muebles como en los estampados de la silla, de la cuna o de los cuadros. Una mezcla de colores y una explosión de alegría perfectas para darle luminosidad a la habitación del bebé.

¿Qué te parece la propuesta? La verdad es que el resultado es de lo más original y además, queda realmente bien, ya que transmite una gran alegría y fuerza, gracias a los colores. ¿Te atreverías con algo así para la habitación de tu bebé o te parece demasiado?

También te puede interesar:  Decorar con Kumeko, un estilo muy original

Foto de Apartment Therapy