Lo cierto es que a la hora de decorar una habitación las posibilidades son muchas, pero uno de los puntos fundamentales y que hay que tener en cuenta es el color de las paredes.

Una posibilidad es optar por el blanco, que da luz y que siempre queda bien, o arriesgarse un poco más y poner algún color más animado. Bueno, y siempre puedes recurrir a los clásicos tonos melocotón, verde clarito…

Pero yo personalmente creo que a veces hay que arriesgar para conseguir resultados tan llamativos como por ejemplo, el que ves en la foto. ¿Qué te parece?

Desde luego, no es la mejor idea si buscas algo discreto, pero si quieres algo rompedor y llamativo, es la solución ideal. ¿Qué te parece? La verdad es que es arriesgado, un tono muy fuerte, fucsia y que como ves, puede quedar genial.

¿La clave? Que haya luz para que no se convierta en algo agobiante y unos complementos que encajen en el estilo.

Para mi gusto, es todo un acierto. ¿Qué opinas?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Zona de spa de lujo ¡en casa!
  • MadameTafetan

    Es un error pensar que una habitación pequeña se hace agobiante si está pintada de un color fuerte: la clave es elegir muebles y complementos que hagan contraste, como tú bien dices.
    De hecho, mi habitación es canija, la he pintado de rojo y ha quedado chulísima

  • murimar

    Yo no quiero llevarle la contraria a Madame Tafetan, creo que tendrá una habitación chulísima, la cuestión es cuanto tiempo aguantará con una habitación pintada de rojo?

  • Patri s

    Yo tengo en mi habitacion una pered roja y el resto es blanco y es genial pero no se como adornar la pared blanca, estaba pensando en poner una pared gris creo que se va ver bien