Los colores son una parte importante en la decoración de un hogar, ya que según los colores que le introduzcamos a nuestro hogar, muchas veces nos pueden transmitir sensaciones, positivas o negativas, de felicidad o tristeza. Es por esto, que debemos de realizar una elección correcta de todas las tonalidades que vayamos a utilizar en nuestro hogar, sabiendo de antemano, que puede resultar muchas veces contraproducente la colocación de uno u otro color.

Los tonos cálidos como el amarillo, rojo o naranja, son colores que nos transmiten calidez, y son agradables, siempre que sean tonalidades bajas y no sean estridentes y demasiado llamativas, ya que esto nos puede estimular de una manera muy agresiva. Los colores cálidos pálidos son los adecuados para alegrarnos el día, y hacernos sentir mucho mejor en nuestro día a día.

Otras tonalidades importantes de resaltar, son las tonalidades frías, como el azul, que crean una atmosfera de confianza y calma en los lugares en donde lo utilizamos.

Así mismo, debemos de tener cuidado en utilizar estos colores con tonalidades bajas y no colores muy fuertes, que en vez de causarnos un calma y confianza, nos proporcionarán un bajón de ánimos, que nos produzcan nostalgia y tristeza en nuestras vidas.

Es muy importante saber que colores debemos de colocar en nuestros hogares, ya que esto va a estimularnos positiva o negativamente en nuestras vidas, y ya puestos, es mejor que nos animen a que nos entristezcan. Tenemos muchas vivencias que nos producen esos sentimientos, y debemos en todo momento, relativizar las adversidades que se nos presentan, y simplemente con la tonalidad de nuestro hogar, nuestro refugio, se puede lograr este fin.

También te puede interesar:  Decorar con cojines

Fuente: en plenitud