Combinando colores para su habitación

Decorar su habitación te lleva a tener muchas cosas en cuenta. Cortinas, muebles, cama, colchón, armarios, etc. Pero el elemento que nos marcará el estilo de la habitación serán los colores que haremos servir para pintar las paredes.

Atrás quedó hace tiempo las dos únicas combinaciones posibles, el rosa para niñas y el azul para niños.

En el caso de las chicas la gama ha cambiado tanto y se ha visto ampliada hasta llegar a los tonos más oscuros. En cambio para las habitaciones de los chicos se sigue usando el tono azulado, con más o menos intensidad, en tonos más vivos para que no quede tan apagada.

El azul, blanco y rojo es una posibilidad, tal y como vemos en esta habitación, dónde han repartido los tonos más claros de azul para las paredes, dejando el oscuro para el mobiliario y, los blancos y rojos para los accesorios. No hay que colocar muchos elementos en rojo, ya que es mejor que el color elegido les ayude a relajarse y a descansar.

Otra opción es el naranja, que se mueve en un ambiente más juvenil y, no hará falta cambiar la decoración a medida que el niño crezca. Las paredes blancas y una alfombra de color naranja, serán el punto de energía que buscamos.

La forma en la que han aplicado el azul en la pared y, han reservado el blanco para el mobiliario, si se realiza bien no tiene porque parecer anticuada o retro. Te puedes ayudar con alguna estantería o puerta de armario en un color más vivo y, ganaremos en contraste.

Una buena combinación nos dará unos resultados que en su mayoría pueden superar nuestras expectativas.

También te puede interesar:  El globo que se convirtió en lámpara